Al abrir una cuenta en una red social, la principal preocupación es captar la atención de las personas que están en ella para atraerlas hasta la página de la marca. Es un trabajo complicado, ya que no solo se trata de atraer a un buen número de seguidores, sino que estos sean realmente efectivos. Es decir, que sean activos e interactúen con la marca.

Pero. ¿cómo se consigue esto? Algunas marcas, demasiadas, utilizan el camino fácil y contratan a empresas que “compran” los seguidores. Por una cantidad de dinero consiguen miles de seguidores. Pero esto es un acto vacío, porque esos seguidores solo hacen “bulto”, no interactúan y son totalmente ajenos al normal desarrollo de la función de la marca. Por lo tanto, no sirven absolutamente para nada.

Para conseguir estos seguidores que realmente son efectivos hay que trabajar bastante en las redes sociales. Los usuarios suelen dar al botón de Me Gusta por incercia y muchos no vuelven a esa página nunca más. Los seguidores que valen, los que cuentan, son los que entran con frecuencia y que comentan los estados, las imágenes y compartan los contenidos de la página. Estos son los que ponen en valor a una marca.

Una de las claves para conseguir este tipo de seguidores es ofrecer una contraprestación. Es decir, que el usuario obtenga una recompensa por seguir a la marca y por compartir sus contenidos. Estas herramientas son muy útiles pero se ha de tener cuidado al utilizarlas para no saturar con promociones la página.

La segunda es algo en lo que hemos insistido mucho a lo largo de estos meses. Hay que crear un contenido de calidad, que tenga una repercusión. No solo cosas relacionadas con la marca, sino también consejos para ahorrar, comentar noticias relacionadas con la misma, con el sector… Con este tipo de contenido se consigue mantener la atención y atraer a más usuarios hasta la página o la cuenta.

Por último, hay que interactuar, generar debate, interés. Es una buena idea hablar con los seguidores, crear conversaciones y solicitar ideas de ellos. También está bien compartir algún contenido que no tenga demasiado que ver con la marca, como chistes o fotografías. Siempre, con algún comentario sobre ella. Es un error compartir una imagen, por ejemplo, sin una breve introducción, ya que no genera conversación.

Con estas tres pequeñas sugerencias, se puede generar una serie de acciones que atraiga a los seguidores que aporten valor a la marca. No olvides que ante cualquier dudad que pueda surgir, el equipo de Angal puede ayudarte para conseguir el mayor número de seguidores útiles y válidos para tu marca.

Tres claves para conseguir más seguidores en las redes sociales
Valora esta página