En los comienzos de la internet más popularizada, los foros eran la principal manera de reunir a un grupo de aficionados a un tema o a profesionales de cualquier sector para fomentar la comunicación entre ellos. Eran canales de comunicación muy efectivos y permitir el intercambio de información.

La aparición de las redes sociales provocó que los foros comenzaran a perder la utilidad que les hizo ser una herramienta potente y muy útil. Ahora, con las redes sociales saturadas y llenas de temas que no tienen que ver con lo que los profesionales y muchos aficionados a los más diversos temas buscan, los foros parece que vuelven a ser un lugar donde tener conversaciones más relevantes y útiles.

La ventaja de los foros sobre otras herramientas similares es que los temas están organizados en el menú. De esta manera, en cada hilo solo se producen conversaciones que tienen que ver con él y no hay “paja“. Los administradores suelen ser bastante efectivos a la hora de gestionar estos hilos y ellos son los garantes de que el foro cumple con sus espectativas y no se habla de temas diferentes.

Un foro puede confundirse con una red social más, pero en realidad son más prácticos y no se dispersan tanto como aquellas y permiten centrar mucho más las conversaciones. Quizá no realicen la función de socializar como lo hacían antes, una labor que ha pasado a ser patrimonio y función principal de las redes sociales, pero sirven para realizar consultas y dialogar sobre los temas propuestos.

¿Es necesario un foro para la tienda on-line o página web profesional?

Posiblemente, no sea necesario si la página web tiene un tema muy común y general. Pero si la temática es muy específica y se busca a crear un diálogo muy concreto, podría ser una buena idea incluir un foro de consultas para clientes y profesionales. Eso sí, la gestión de un foro es tan compleja y requiere tanto tiempo como cualquier otra herramienta de comunicación, como redes sociales, blogs, etc.

Hay que estar vigilante para que cada hilo del foro cuente con las participaciones adecuadas a su tema, que no se produzcan discusiones estériles y estar dispuesto a reencauzar conversaciones e incluso banear a personas que no aporten nada útil al foro y creen problemas.

Con la aportación de un foro, se puede crear un vínculo más estrecho entre los usuarios y se facilita el intercambio de información y comunicación entre los usuarios, sin las distracciones que llegan desde las redes sociales. Una buena herramienta que puede aportar un valor añadido a la página web o a la tienda on-line, junto a estas y el blog.

 

Los foros ¿continúan siendo útiles tras la aparición de las redes sociales?
Valora esta página