Las últimas semanas ha habido una gran cantidad de ordenadores por parte de uno de los malware más peligrosos de los últimos tiempos. Se trata del Cryptoblocker, un programa que consigue cifrar de manera completa los datos guardados en el ordenador y hace que sea muy difícil abrirlos de nuevo. Por suerte, tal y como hemos comentado en otro post, es posible vencerlo y recuperar la información, aunque no sea fácil.

Pero hay algo mejor para evitar que los archivos guardados en el ordenador no resulten dañados por este ni ningún otro virus que sea capaz de sortear la acción del antivirus instalado, por muy actualizado que esté: el sentido común.

Este tipo de virus suele transmitirse por correo electrónico, ya que suele estar escondido y necesita ser ejecutado en el ordenador. Se trata de  programas de malware, así que es necesario autorizar su ejecución. Para conseguirlo, lo enmascaran como un enlace ubicado en un correo electrónico que se disfraza como el de un banco, Correos y otras empresas que podrían tener algo que decirnos.

Pero hay que recordar una cosa: los bancos no se ponen en contacto con los usuarios a través de correo electrónico. Cualquier dato que necesiten lo pedirán en la sucursal, por lo que no se ha de hacer caso de estos mensajes. El mismo ocurre con otro tipo de correos. Hay que ignorarlos y dejarlos sin abrir. Correos no pedirá ningún tipo de acceso a su web ni hay ningún tipo que vaya a ofrecer una herencia para compartir.

Utilizando el sentido común, no abriendo enlaces dudosos y teniendo en cuenta que nadie hace rico a otra persona porque le apetece, y sabiendo que la manera que tienen este tipo de virus de propagarse es el envío de correos con el enlace al servidor que descarga estos programas. Siempre es mejor ignorarlo o si es algo que se cree que es importante, hay que llamar a la empresa remitente, con el número que se tiene de ella, no con el que facilita el correo, para asegurarse de que es un mensaje real.

 

La seguridad de los datos del ordenador comienza con el sentido común
Valora esta página