El mundo del márketing digital se va reforzando con nuevas tecnologías, nuevas herramientas que ayudan a mejorar la imagen de la marca y a mostrar los productos y servicios que se ofrecen. Hemos visto alguna de ellas y en este artículo vamos a detenernos en una de las más recientes y efectivas, la Realidad Aumentada.

Esta herramienta, que vamos conociendo cada vez mejor y la vemos aplicada en más lugares muestra datos superpuestos sobre un entorno real, capturado por una cámara digital, normalmente integrada en un móvil o un dispositivo similar para poder acceder a los mismos.

Se puede utilizar superponiendo un imagen, fija o animada, sobre un entorno real. Este puede ser un espacio físico, como una habitación, un rincón concreto o una superficie elegida para ello. Lo hemos visto con mascotas de video juegos, cromos de los que aparecen en las golosinas y muchos más lugares.

La importancia va más allá cuando lo que se integra es un vídeo que muestra algo relacionado con el producto. Enfocando una parte concreta, previamente seleccionada, se puede ver “aparecer” una imagen que contará alguna cosa relacionada con la campaña que se está realizando. De esta manera se potencia la imagen de la marca, promocionando ese producto o servicio de una manera original y efectiva.

No es necesario que sea tan complicado y elaborado, sino que basta con la aparición de una imagen estática, o los datos que necesitan los usuarios a los que va destinada la campaña para llamar su atención y atraer su interés hacia el producto.

Como en todos los casos, hay que conocer bien la herramienta, la idioneidad de su utilización y la mejor manera de llevarla a cabo. Por eso, antes de optar por utilizar la Realidad Aumentada, hay que diseñar una estrategia de márketing para integrar esta herramienta en el resto de acciones promocionales.

Realidad Aumentada: Una herramienta útil y original para el márketing digital
Valora esta página