Cuando se comienza una campaña de márketing, hay que tener claro el objetivo que se busca. Principalmente, ha de ser el conseguir transmitir el valor de la marca y las bondades de los productos y servicios que se ofrecen en la tienda on line. Las redes sociales ayudan a tener una presencia activa en internet, pero si no se nutren de contenidos interesantes, no se consigue conectar con el cliente potencial.

Estos contenidos pueden ser enlaces a contenidos generados por otras marcas, blogs o noticias aparecidas en la prensa generalista o especializada, o bien ser creados por nosotros mismos. En internet hay miles (si no millones) de contenidos que pueden utilizarse como gancho para los clientes, pero siempre es mejor ofrecer un contenido propio.

Para hacerlo, la mejor opción es abrir un blog corporativo, donde se pueden ofrecer artículos relacionados con los productos y servicios que se venden en la tienda on line. No es necesario hablar directamente de ellos, sino que se pueden elaborar posts con información que puede estar relacionada con ellos.

No es necesario hacer muchas entradas al mes, sino que sean constantes. Si se realizan cuatro entradas al mes, es mejor hacerlas siempre el mismo día, para que los lectores sepan qué día y en que momento encontrarán una novedad interesante. Se puede compaginar la información general con otros artículos explicando alguna oferta o promoción.

Y por supuesto, hay que difundir el artículo por todos los canales relacionados con la tienda on line. Facebook, Twitter, Linkedin y el resto de herramientas sociales son fundamentales para llegar a todo el público deseado.

Las empresas que elaboran las campañas de márketing digital tienen también en cuenta el desarrollo de un blog corporativo en el que publicar todos estos artículos para conseguir que la tienda on line o la web esté presente en las preferencias de los posibles clientes.