Tras muchos meses de avisos y alertas por el agotamiento del espacio de direcciones IPv4, al fin ha llegado el momento de poner en marcha IPv6, un nuevo protocolo que permitirá a Internet seguir creciendo.

El protocolo IPv4 en el que se ha basado el sistema de asignación de direcciones en la Red ha llegado a su límite, como ya vienen anunciando los expertos y organismos implicados en los últimos años. Por este motivo se diseñó IPv6, la nueva versión, que permitirá a la Red continuar creciendo, ya que tiene 128 bits de espacio para direcciones, lo que implica que se podrán crear 3,4 sextillones de direcciones.

Se ha reconocido que si hubiera previsto el alcance de Internet «habría insistido en crear un espacio para direcciones mucho más grande». El éxito de la red de redes, sin embargo, superó todas las expectativas y en tan solo 16 años se ha agotado el espacio de direcciones IPv4. De no implantarse IPv6 «los usuarios no podrán acceder a Internet y los dispositivos no podrán comunicarse con ella».

Con motivo del lanzamiento mundial de IPv6 los principales operadores y proveedores de Internet han habilitado el acceso a sus contenidos mediante direcciones de 128 bits, al tiempo que mantienen la compatibilidad con IPv4.

En este artículo puedes ver la evolución de la implantación de IPv6 y cómo desde el año pasado los principales proveedores y operadores ya están desde hace tiempo funcionando con el nuevo protocolo.

Aunque inicialmente los usuarios no vamos a notar diferencias entre un protocolo y otro, lo cierto es que llegará un momento en el que todos los elementos implicados en las comunicaciones deberán estar preparados. En este artículo práctico te enseñamos a preparar tu equipo para IPv6.