La tienda on-line que has creado puede ser muy atractiva a la vista, muy funcional y con unos productos muy atractivos, pero si no está bien optimizada para ser encontrada en los buscadores, posiblemente no acabe de arrancar nunca. El posicionamiento es muy importante, prácticamente fundamental, y es necesario que el SEO sea uno de los principales argumentos que se tengan que tener en cuenta para tener éxito.

Las acciones para mejorar el SEO deben de estar orientadas a ofrecer toda la información necesaria para que los buscadores (preferentemente Google, pero sin olvidar el resto) localicen y tengan en cuenta la tienda on-line y la muestren en sus páginas de resultados. También hay que hacer que, una vez mostrada en un buen lugar de estas páginas de resultados, los usuarios la elijan sobre otras opciones mostradas.

Esto se puede lograr haciendo que esa información sea lo más clara y práctica posible. Una de las maneras de comprobar qué problemas existen en la web que impiden que los buscadores detecten y muestren la tienda on-line, es necesario abrir una cuenta de herramientas de webmaster en Google o Bing. A través de sus funciones se pueden detectar y corregir, permitiendo que se localicen los problemas y poder solucionarlos.

En la propia web se ha de trabajar, por ejemplo, poniendo como título una descripción que permita localizar e indexar más fácilmente la web. En este, de una manera natural, tiene que llevar las palabras claves en las que se fijará el buscador. Además hay que cuidar la metadescripción. Esta es la descripción que aparece bajo el título de la web en el buscador.

Para mejorar la experiencia del comprador, o del simple visitante, hay que tener la web optimizada para que se cargue de manera rápida y con efectividad. Además, la interacción de los visitantes y clientes con la web a través de las redes sociales puede hacer que la tienda on-line sea más visible y por ello resulte más activa.

Hay que recordar que cada red social ha de tener una estrategia diferente y no se de utilizar la misma para todas. Con este argumento de salida, hay que estudiar cada una de ellas, Facebook, Twitter, Instagram, Youtube, etc, y programar las actualizaciones de forma que resulten interesantes para cada público concreto.

Es un trabajo duro, mucho más complicado de lo que parece, por lo que no se debe realizar sin tener claro cómo actuar en cada uno de los pasos. Desde Angal podemos asesorarle para conseguir que su tienda on-line comience a funcionar desde el primer momento y consiga rentabilizarla. Consúltenos para hacer que su tienda on-line sea visible entre los miles de webs que hay internet. No se arrepentirá.