España sigue estando lejos de los líderes europeos en comercio electrónico, Dinamarca y Reino Unido, que tienen un 77% de la población que compra a través de internet. En España, tras el crecimiento del 22,5% durante el año 2013, el porcentaje de personas que compran a través de internet se sitúa ya en el 32%. Aunque sigue estando lejos de la media europea (47%), todos los datos hacen prever que al menos hasta el año 2016 el crecimiento de los compradores online en España seguirá en auge.

Los principales motivos de compra por internet de los ciudadanos españoles son: ahorro de tiempo, precio y comodidad. El perfil con mayor volumen de compras online en España son las personas de entre 25 y 44 años, que llegan casi al 60% del volumen total de compras.

Respecto a los productos más demandados en la compra online predominan la ropa, el calzado y el material deportivo, seguido de libros, revistas y artículos para el hogar. Los productos con un índice más bajo de venta son las películas y la música.

Esta información resulta interesante para todas aquellas personas dispuestas a montar su propia tienda online, o aquellas otras que tienen dudas en si hacerlo o no. Se esperan buenos años para el comercio electrónico en España y hay que aprovecharlo.