El último servicio de mensajería instantánea que llega a España ofrece, gratuitamente y para todos los sistemas operativos, enviar mensajes de voz, vídeos, imágenes y, por supuesto, mensajes de texto.

Cuando WhatsApp comenzó a pedir a los usuarios de Android un pago de 0,99 dólares por renovar la licencia de la aplicación por un año revolucionó el sector de la mensajería móvil, ya de por sí complicado. A los conocidos Line, Joyn, Spotbros o ChatOn se une un nuevo actor: WeChat.

Esta aplicación cuenta con las funciones habituales de envío de mensajes de voz, mensajería instantánea, videollamadas o conversaciones grupales. Sin embargo, para diferenciarse del resto apuesta por diversas funciones como «Mirar alrededor», «Sacudir» o «Botella a la deriva».

La primera de ellas localiza contactos que estén geográficamente cerca del usuario y estén interesados en conectar gente nueva. «Sacudir» conectará a los usuarios que estén realizando esa acción al mismo tiempo, mientras «Botella a la deriva» permite escribir un mensaje de texto o de voz y lanzarlo al «Mar electrónico» de WeChat para que lo reciban en cualquier lugar del mundo.

WeChat, que nació en 2011 y actualmente cuenta con más de 300 millones de usuarios, cuenta con una red social paralela denominada Momentos y permite entre sus usuarios subir fotos, comentar, publicar su estado o mostrar la localización.

Al WhatsApp le salen competidores, WeChat
Valora esta página