Microsoft confirma que negocia con el Real Madrid apellidar el Santiago Bernabéu

 

Bill Gates el dueño del gigante Microsoft había puesto sus ojos en el Real Madrid, y en concreto en el Santiago Bernabéu. Las dos partes ya habían comenzado las negociaciones para poner el nombre de la empresa al estadio Santiago Bernabeu. La noticia ya ha sido confirmada por Microsoft, en la persona de la presidenta de su filial en España. María Garaña, en una entrevista concedida a Antena 3, reconoció que las negociaciones siguen su curso, aunque sin desvelar mas datos.

María Garaña reconoció que “tenemos una excelente relación con el Real Madrid y de hecho hace poco hemos firmado un acuerdo con su fundación. Ellos nos han planteado, como a otras compañías, cambiar el nombre del estadio, y estamos hablando de esta posibilidad”. Por el momento las negociaciones están en su fase preliminar, aunque el Real Madrid mantiene abiertas otras vías de negociación.

La presidenta de la filial de Microsoft en España añadió que “el Real Madrid está explorando y haciendo sus composiciones de lugar sobre este asunto”. Además, Garaña subrayó que su compañía, igualmente, “tendrá que hacer su análisis” sobre la cuestión. Por ahora “estamos hablando, eso resume donde estamos las dos partes”, recalcó sin querer entrar en otras valoraciones.

Florentino Pérez ya anunció el mes pasado que el Bernabéu cambiará su ‘apellido, aunque no tomará ninguna decisión en firme hasta mediados del próximo año. Al tratarse de una decisión sentimentalmente muy delicada para la masa social madridista, el mandatario quiere analizarla con mucha prudencia para no ‘manchar’ el nombre de Santiago Bernabéu, considerado el mejor presidente en la historia del Real Madrid. En caso de darse el paso, no tendría efecto hasta la inauguración de la reforma del estadio, prevista para el verano de 2016.

Relaciones fluidas

Las relaciones entre Microsoft y el Real Madrid se pusieron en funcionamiento cuando la empresa estadounidense y la fundación blanca firmaron un convenio de colaboración para fomentar la educación a través del deporte y la tecnología en varios países de América Latina y el Caribe. Por otra parte, conviene subrayar que Microsoft está renovando las infraestructuras tecnológicas del estadio madridista.

El presidente blanco, Florentino Pérez, el día que se presentó este acuerdo, recalcó que “Microsoft es una compañía líder y referente mundial, en la que lo solidario está muy presente. Su fundador, Bill Gates, es todo un ejemplo en este territorio por su entrega y generosidad. Es una filosofía que en muchos aspectos se asemeja a la energía que mueve el madridismo y ahora trabajamos juntos por un mundo menos injusto y más solidario”. El acuerdo se verá reflejado en el desarrollo conjunto de cinco proyectos en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y México.

El equipo madridista mantiene abiertos otros frentes para poner un apellido al Santiago Bernabéu. Emirates, patrocinador principal del equipo y con contrato en vigor durante las próximas cinco temporadas, es uno de los posibles candidatos. El Real Madrid se uniría a otros clubes europeos que ya han ‘bautizado’ sus estadio, casos del el Bayern de Múnich y su Allianz Arena, el Emirates Stadium del Arsenal, el Etihad Stadium del Manchester City, el Veltins Arena del Schalke, o el Iberostar Estadi del Mallorca. Tampoco conviene olvidar que el Barcelona ha ‘bautizado’ el Camp Nou, aunque de una manera oficiosa. En la fachada del estadio azulgrana aparece el nombre de Qatar Arways, movimiento que se encuadra dentro del acuerdo de patrocinio que el club que preside Sandro Rosell hizo público el pasado mes de agosto y por el que percibirá 96 millones de euros.

El Real Madrid ha tasado en 50 millones de euros por año hacer uso comercial del nombre de su estadio. La segunda vía de ingresos atípicos será una emisión de bonos, sobre la que el máximo dirigente blanco ya está trabajando con diferentes fondos norteamericanos. El modelo de patrocinio del estadio en el que se está inspirando el Real Madrid es el que firmó el Arsenal con Emirates en 2006. El club londinense se aseguró 535 millones de euros tras comprometerse a que el nombre del nuevo estadio, construido a escasos metros del viejo Highbury, se llamaría ‘The Emirates’ durante quince años. La idea de los dirigentes blancos no es el de cerrar un acuerdo de tan larga duración.

Extradio de elconfidencial.com

Microsoft, posible apellido del Santiago Bernabeu
Valora esta página