Es relativamente común que los servidores se comporten igual ante una petición sin www que ante una petición con www. Por ejemplo, resuelve de la misma manera para http://www.angal.es que para http://angal.es

¿Influye esto en el posicionamiento web? ¿Comó interpretan los robots de búsqueda estos contenidos iguales en diferentes direcciones ? ¿Cómo debemos tratar estos casos al posicionar la web?

Generalmente, los robots de búsqueda interpretan las direcciones con y sin “www” como sitios web diferentes. Esto lo podemos ver en el caso de google simplemente comprobando el PageRank de ambas direcciones, las cuales por lo general mostrarán un PageRank mayor para aquella que se usó como primaria en el trabajo de posicionamiento web, sobre todo en lo relativo para el registro en directorios, intercambio de enlaces, etc…

Al ser interpretados como sitios diferentes, uno de los dos deberá ser despreciado por los buscadores al considerarse contenidos duplicados, lo cual no es muy conveniente dejar a merced de estos.

También, de obtener enlaces hacia una y otra dirección, estaríamos dividiendo de forma desventajosa el valor que nos otorgan estos. No siempre está en nuestras manos impedir la existencia de enlaces hacia la dirección que no deseamos, por ejemplo, hay directorios que en el caso de los subdominios siempre le añaden delante “www” al incluirlo en sus listados, y las personas que enlacen nuestro sitio lo harán por la dirección con la que hayan realizado su acceso por lo general.

Otro inconveniente de esta dualidad de direcciones es que algunos sistemas de seguimiento de estadísticas las tratan como webs diferentes, dividiendo de esta forma las estadísticas de acceso o perdiendo parte de ellas, dando valores incompletos que pueden afectar la elaboración de una buena estrategia de posicionamiento web. Este problema se está solventando de manera eficiente en la mayoria de sistemas de métrica web.

Dado el problema, es interesante y muy recomendable establecer una de las opciones como principal.

De esta forma, una solución adecuada podría ser a través del uso de un redireccionamiento 301, lo cual podemos realizar sin requerir necesariamente de la intervención del servicio de hosting, simplemente añadiendo algunas líneas de código.

Mencionar que en el caso del dominio principal es preferible usarlo precedido por las www, mientras que para los subdominios es mas cómodo dejarlos cortos, sin las www (http://tienda.angal.es).