Cuando se piensa en confeccionar una tienda on line se quiere que sea siempre lo más efectiva posible y que destaque sobre la de los competidores. Es decir, que tenga todo lo que necesita el posible cliente para que elija nuestra web para comprar los productos que necesita aunque pueda localizarlos en otras tiendas.

Muchas veces de se confunde esa presencia y diseño que haga destacar con una complejidad que al final resulta contraproducente. El diseño y la composición de la página web ha de ser atractivo, pero eso no está reñido con la funcionalidad y la rapidez de uso de la tienda.

Solo hay que pensar en lo que buscamos nosotros mismos a la hora de navegar por las distintas webs que solemos visitar. Nos molesta hacer varios clics para acceder a un lugar determinado que nos interesa. Cuántos más pasos hay que dar para llegar hasta la página que buscamos, más difícil es que se llegue. Un camino más rápido y eficiente hace que las visitas aumenten y que sean más productivas que si enviamos al cliente potencial a dar vueltas por la web.

Esto se ha de tener en cuenta a la hora de guiar al usuario o cliente a través de los productos de la tienda. Cuánto más claro esté todo podrá acceder con más rapidez y optará a comprarlo con más facilidad. A la hora del pago también hay que facilitar el acceso a la pasarela.

Una tienda on line eficiente debe de ofrecer la posibilidad de acceder al producto buscado en un clic, permitir la compra en otro y finalmente, que el pago se pueda realizar también de manera rápida y efectiva. Cuanto más sencillo sea todo, más posible será que se compren los productos ofrecidos.

Si la página web la realiza un equipo especializado en su realización será más fácil que todo esto se tenga en cuenta y se pueda crear una tienda on line que realmente sea atractiva por su diseño y su funcionalidad.

La sencillez en la tienda on-line es fundamental
Valora esta página