Cuando se habla de redes sociales, normalmente pensamos en las más populares. Y en estos momentos, estas parecen limitarse a Facebook y Twitter, pero realmente hay muchas más. Y una de las más populares, aunque nos parezca bastante extraño, es Google Plus. Esta red social arrancó en el año 2011 y pareció que no conseguía su propósito inicial, es decir, batir a Facebook como la más importante de ellas.

No le ha echo falta hacer esto, ya que se trata de una red social que está bajo el paraguas del buscador más importante del mercado, por lo que es normal que este ofrezca más relevancia a los contenidos ofrecidos en una web hermanada con él. Por ello, se ha convertido en una herramienta muy útil a la hora de posicionar el contenido de la web, blog o tienda on-line en Google.

Actualmente tiene más de 300 millones de usuarios y gracias a las posibilidades de conectividad con que cuenta, hay muchos de ellos que son activos. La presencia en Google Plus permite que Google encuentre con facilidad todos estos contenidos. Esto ayuda a mejorar el SEO del contenido, que puede resultar muy visible para cualquiera que busque las palabras clave utilizadas en este.

A diferencia de Facebook, en la red social de Google se potencian los contenidos mediante el botón “+1”, que ayudan a que el contenido consiga puntos a la hora de ser posicionado en la página de resultados del buscador. Cuanto más popular y viral sea este contenido, más posibilidades hay para que figure en esos codiciados primeros puestos.

Además, Google indexa las publicaciones en su red social como si se tratara de una página web tradicional, por lo que ayuda a localizarlas como si se tratara de la publicación de cualquier otro tipo de web. El uso de hastags también ayuda a dar visibilidad a estos contenidos y a que los usuarios los localicen, valoren y puntúen, favoreciendo el posicionamiento SEO.

Por este motivo, cuando se comience a diseñar la estrategia de marketing digital, bien por cuenta propia o a través de un equipo especializado en el tema, se ha de tener en cuenta para reforzar el impacto de cada una de las acciones a realizar.