Ha tardado unos años en lanzar un smartphone que estuviera al nivel de lo que exigía el mercado, pero finalmente lo ha conseguido. Los dos nuevos teléfonos inteligentes de la Apple cuentan con una pantalla de 4,7 y 5,5 pulgadas, y eso significa que su éxito podría ser tremendo.

Los dos nuevos smartphones de Apple, el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, marcarán un antes y un después en la compañía. Supone dejar atrás la creencia de que los smartphones con una pantalla de cuatro pulgadas son mejores porque es posible utilizarlos con una sola mano. Supone reconocer que el mercado buscaba smartphones de mayor tamaño, y supone también contar con teléfonos de altísimo nivel que son capaces de responder a los grandes Samsung Galaxy S5 y Samsung Galaxy Note 4.

El mayor cambio en los smartphones es la pantalla. El iPhone 6 pasa a contar con un display de 4,7 pulgadas, mientras que el iPhone 6 Plus se va a las 5,5 pulgadas. No obstante, este último, que se queda con el nombre más extraño de los dos, parece ser el verdadero buque insignia, pues la compañía ha apostado por él para que sea el mejor, algo que vemos ya en la resolución de las pantallas. Mientras que el iPhone 6 lleva una pantalla con una resolución de 1.334 x 750 píxeles, y una densidad de píxeles de 326 PPI, el iPhone 6 Plus cuenta con una pantalla con resolución Full HD, y una densidad de píxeles de 401 PPI. La pantalla del iPhone 6 Plus es notablemente mejor que la del iPhone 6, y no resulta fácil entender por qué no han integrado una pantalla de mayor calidad en el iPhone 6.

De la pantalla nos vamos a la cámara para encontrarnos un componente extraño. Cuenta con un sensor de ocho megapíxeles, lo que a priori puede ser bastante criticable, y más con las cámaras de 20,7 megapíxeles que ya vemos en el mercado, pero es Apple. Se puede destacar, por ejemplo, que se llegue a los 240 frames por segundo en grabación a cámara lenta. Y aquí nos encontramos una diferencia entre los dos, mientras que el iPhone 6 cuenta con estabilización digital, el iPhone 6 Plus lleva estabilización óptica de imagen, lo que mejora notablemente la calidad de los vídeos, y vuelve a marcar la diferencia entre los dos terminales.

Como es obvio, el iPhone 6 Plus también es notablemente más grande que el iPhone 6, y más pesado. Mientras que el terminal más básico de todos tiene un peso de 129 gramos, la versión Plus se va a los 172 gramos. El iPhone 6 tiene una altura de 13,81 milímetros, una anchura de 67 milímetros y un grosor de 6,9 milímetros, y el iPhone 6 Plus tiene una altura de 15,81 milímetros, una anchura de 77,8 milímetros, con un grosor de 7,1 milímetros.

Las dos versiones estarán disponibles en tres colores diferentes, y con tres opciones de memoria. Nos encontramos con un nuevo diseño del smartphone, en esta ocasión centrado en el aluminio por completo, y sin cristal, salvo en lo que la pantalla se refiere. Solo hay una banda de plástico que es la que cubre la antena, imprescindible para evitar los problemas de cobertura con los que ya se encontró el iPhone 4. Las versiones Plata, Gris Espacial, y Oro son las que llegan tanto para el iPhone 6 como el iPhone 6 Plus, y se podrán adquirir con unidades de memoria de 16, 64 y 128 GB, llamando la atención la ausencia de la memoria de 32 GB.

Como detalles adicionales no nos podemos olvidar del procesador Apple A8, junto con el procesador Apple M8, que se encarga de obtener los datos de los sensores del smartphone. Como ya ocurría con el anterior iPhone 5s, los dos nuevos iPhone 6 cuentan con un lector de huella dactilar que permitirá identificar al usuario.

Su precio, quizás es el mayor inconveniente a la hora de plantearse adquirir uno de los nuevos terminales fabricados por los de Cupertino. Parten de los 700 euros, pero llegan a alcanzar los 1.000 euros. Los saltos de precio son de 100 euros en cada versión de memoria, y de 100 euros entre el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus.

Extraído de pcactual.com

iPhone 6 y iPhone 6 Plus
Valora esta página