Es una expresión que se escucha cada día más y que está atrayendo el interés de los proveedores de servicios de telecomunicaciones, Internet of things, la Internet de las cosas.

Inicialmente se trata del conjunto de tecnologías que permiten que otros dispositivos distintos de ordenadores y smart-phones estén conectados a Internet subiendo y descargando datos. ¿Para qué? pues por muchas razones, algunas eminentemente prácticas: aplicaciones domóticas y de seguridad, nuestra vivienda conectada a internet puede controlar la calefacción o aire acondicionado de acuerdo con el pronostico meteorológico de las próximas hora, ahorrando energía frente a los sistemas que reaccionan ante la temperatura leída en el momento. Nuestra casa puede avisar a la central de alarmas, a la policía y a nosotros mismos si detecta una presencia no autorizada o la apertura de una puerta o ventana cuando estamos fuera.

Más allá de estos usos la Internet de las cosas nos permitirá tener localizados en todo momento a nuestros hijos a nuestros mayores mediante GPS, permitirá una atención más personalizada e inmediata de las urgencias médicas, etc.

En el terreno económico permitirá que las empresas puedan ofrecer a sus clientes datos en tiempo real de preparación de pedidos, monitorización remota de parámetros de producción o información instantanea de utilidad para las empresas y sus clientes. Por ejemplo, un campo de golf podrá ofrecer a través de su página web condiciones meteorológicas reales (no simulaciones) en sus instalaciones.

La Internet de las cosas lleva tiempo desarrollándose de forma experimental, servicios como Pachube registran datos ambientales como temperatura, humedad, luminosidad y los sirven de forma que sean incrustables en páginas web.

Esta tecnología es económica gracias a plataformas como Arduino y a que ha sido precisamente el mundo del hardware y shoftware libre su principal impulsor.

Ahora son los proveedores de servicios de Internet, en particular los de Internet móvil los que empiezan a ver las posibilidades de estas tecnologías y comienzan a impulsarlas financiando algunos proyectos.