La red social preferida por los usuarios, a día de hoy, es Facebook. La creación de contenidos en esta plataforma es una de las cosas a tener en cuenta a la hora de promocionar la tienda on-line o la empresa, pero hay que tener en cuenta de que no es la única que existe y que muchas de esas redes “secundarias” están siendo cada vez más populares y eficaces.

En el mundo de las redes sociales está cogiendo fuerza Google +, una propuesta de Google para hacer frente a la presencia de Facebook que comenzó siendo algo minoritario pero que poco a poco va cogiendo fuerza. En esta se deben realizar contenidos diferentes, ya que su dinámica, aunque parecida, es diferente. Hay que afrontar una estrategia específica si se quiere tener presencia en ella y no copiar simplemente el contenido que se publica en Facebook.

Esta red no se la única, ya que contamos con muchas más posibilidades. Alejada de Facebook y Google + está Twitter, la reina del microblogging, en la que se trabaja con contenido compuesto por 140 caracteres. En esta hay que trabajar incluso más que en Facebook, ya que es más compleja y necesita conocerla y comprenderla bien. El uso de las etiquetas o hastags es fundamental y puede resultar muy atractivo estar presente en ella.

La presencia de redes sociales es cada vez más extensa y ahora hay nuevas redes que están colocándose en primera línea. Una de ellas es Pinterest, que se basa en la imagen y en hacer “pins” en contenidos de otras webs que se ha visto y que resulta interesante. De esta manera, se comparte en el “board” todo lo que resulta interesante y ayuda a conocer mejor al propietario de la cuenta.

Se puede hacer incluso una pequeña tienda, añadiendo un precio a los objetos que se comparten. No es la herramienta más adecuada para vender, claro, pero resulta muy útil para promocionar la tienda on line y lo que se vende en ella. Es otra de las que están presentes actualmente.

Existen más, que se han ido posicionando y otras que han perdido fuerza, pero que pueden seguir considerándose útiles. Hay que recordar que para moverse en cada una de ellas hay que preparar una estrategia diferente y pensada exclusivamente para ella. Es mejor no diversificarse mucho y elegir exactamente la que más interese en cada momento. Y sobre todo, ser constante con ellas y no abandonar la publicación en ellas.