A estas alturas, es difícil encontrar a alguien que disponga de internet y no tenga una cuenta en Facebook. Se trata de la red social más importante en estos momentos y la que más afiliados reúne. Por ello, es una de las herramientas más aconsejables para dar visibilidad al blog, la página web o la tienda on-line.

Pero una cuenta destinada a la promoción de un negocio es algo muy distinto a lo que se busca en un perfil particular. Para comenzar, hay que pensar que es un error abrir uno de estos perfiles para un negocio. Para ellos existen las páginas de fans, destinadas a promover y potenciar un negocio o un proyecto profesional.

La principal diferencia es que no se “hacen amigos“, sino que se busca “fans“. Es decir, es necesaria una acción para seguir la página y estar al día de todas las publicaciones que se haga en ellas. Esto ya es una ventaja, porque sabemos que cada uno de los seguidores está ahí porque está interesado en lo que se ofrece en ella.

Como ya hemos comentado en otros artículos, las redes sociales son una herramienta muy útil para promocionar tu negocio, pero incluso en algo tan presumiblemente anárquico como es Facebook hay unas normas de uso que hacen que mejore el efecto de cada una de las actualizaciones. Una de las primeras cosas que se ha de tener en cuenta es que una red social es precisamente eso, social

Esto quiere decir que se ha de utilizar para transmitir publicaciones que tengan interés para los seguidores de la página y crear un diálogo con los demás usuarios. Y esto quiere decir que no ha de ser necesariamente todo lo relacionado con la empresa o la página web. Alternar el contenido propio con enlaces a otras páginas o sitios web es muy aconsejable para dar interés a la página.

A la hora de promocionar el negocio propio no hay que tener miedo en compartir contenidos de interés proveniente de otras fuentes. Esto refuerza la imagen de seguridad y confianza que se busca transmitir y ayuda a crear una mayor fuerza a la hora de elegir un lugar donde informarse sobre determinado tema.

Desde Angal podemos diseñar un proyecto para lanzar esa página de fans en Facebook y hacerla realmente útil y eficaz, llevando a los potenciales clientes o usuarios de la web la información que les hará decantarse por ella a la hora de elegir.