Cuando llega el momento de dedicar un tiempo a la generación de contenidos para la tienda on line, llega un momento en que hay que valorar lo que se está haciendo y sobre todo, cómo se está haciendo. Hay que conocer los errores que se cometen y las posibles soluciones existentes para evitarlos y también hacer las cosas de manera que se eviten estos fallos de contenidos y mediciones que estropean lo que podría ser una buena herramienta promocional.

En primer lugar, se suele dedicar demasiado tiempo en la redacción de un post del blog, por ejemplo. Cuando se contrata a un redactor freelance, se consigue gestionar mejor el tiempo, ya que es este profesional quien lo redacta y no quita tiempo al empresario para realizar estos trabajos promocionales.

Además, se suele centrar todo el esfuerzo en un único canal, sumándole quizá el refuerzo de las redes sociales. Existen muchos canales promocionales que sirven para dar salida a los contenidos generados y sabiéndolos usar, se puede llegar a más personas y además, más afines a los clientes objetivos a los que se busca convencer.

La imagen de la marca ha de estar bien marcado para que sea fácilmente identificable. Es decir, aunque se generen diferentes contenidos para distintos canales, estos han de marcar una continuidad y una visión homogénea de la filosofía de la misma. No se puede dar una versión distinta de la empresa según el canal donde se publiquen los artículos o el resto de contenidos.

Las empresas que generan contenidos pueden ofrecer una mayor visibilidad a la empresa y los contenidos promocionales, de manera que al comenzar a trabajar de manera conjunta el mensaje llega a más personas y con mayor eficacia. Aprovechar las sinergias surgidas entre dos o más empresas puede resultar ser una asociación beneficiosa para todos, así que hay que olvidarse de la anticuada manera de pensar de que podemos hacerlo solos y no se necesita a nadie para progresar en el negocio.