Puede parecer que el proceso de la venta termina cuando el cliente recibe el paquete. Una vez con el pedido en casa del cliente, todo parece estar bien. Si en unos días, además, no hay noticias del comprador, el vendedor puede respirar tranquilo. Todo ha ido bien. Pero resulta que el packaging, el método de presentar los productos al comprador puede ser también un punto en el que el comprador puede fijarse.

Porque no es lo mismo presentar la caja del producto sin más, tal y como viene de la fábrica, que con algún elemento personalizado que permita identificar al vendedor. Una de las maneras perfectas para hacer que el cliente se sienta especial al recibir el paquete es que tenga un pequeño detalle que agradezca esa compra. El coste de ese detalle ha de tenerse en cuenta a la hora de poner el precio final, pero tampoco ha de ser nada excesivamente costoso.

Utiliza un papel o bolsa del tamaño adecuado, incluyendo un logotipo o nombre de la marca. No se trata de añadir el logo sin más, aunque podría valer. Estaría bien encargar un diseño exclusivo para ese tipo de objetivos. Aunque la inversión sería algo alta al principio, el precio se diluye entre todos los pedidos y acabará siendo no solo asumible, sino que puede hacer que haya mayor número de visitas a la tienda on-line y en consecuencia, ventas.

Además del embalaje personalizado con el logo o el diseño propio de la marca, se puede añadir un detalle para el comprador. No es necesario que sea nada que cueste dinero. Una pequeña tarjeta, con el nombre del cliente y agradeciendo la visita y posterior compra, puede ser suficiente. Además, se puede añadir una sugerencia de compra de acuerdo con su pedido. Pero sin abusar, porque esto podría interpretarse como spam y no ser bien recibido.

Todo esto está orientado a hacer que el comprador se vea como un elemento importante para el vendedor, no solo como el receptor de un envío, sino como parte fundamental de la página web. De esta manera, volverá confiar en la tienda on-line para adquirir futuros productos y no dudará en recomendar el servicio prestado.

Imagen | Freedigitalphotos.net