Has oído hablar de ellos, pero quizá no tengas claro qué son estos dispositivos “vestibles“. En inglés, reciben el nombre de “weareables“, que quiere decir exactamente eso, que se llevan encima y que pueden usarse para enlazarlos con los dispositivos móviles “normales“, como son los teléfonos móviles o las tablets.

Normalmente, se trata de relojes inteligentes, que utilizan una pantalla táctil de pequeño tamaño que permite recibir información desde el teléfono móvil. Desde avisos de llamadas y llegadas de mensajes, hasta recibir o hacer llamadas telefónicas, tal y como hemos visto hacer en tantas y tantas películas y series de tintes futuristas.

En la pantalla del reloj, que puede ser tanto circular como con cualquier otra forma, cuadrada o rectángular. El reloj inteligente tiene otras aplicaciones, ya que también puede registrar el rendimiento físico que se realiza, gracias a los sensores que equipa. Puede medir distancias recorridas gracias a su GPS incorporado, determinar rutas a seguir, controlar las pulsaciones del corazón e incluso controlar la calidad del sueño.

Desde estos relojes inteligentes se puede acceder a los mensajes e incluso crearlos para enviarlos. De esta manera, no hace falta sacar el móvil de su funda para utilizarlo. No tiene todas las funciones propias de este, pero sirve de apoyo y ayuda para utilizarlo.

¿En qué beneficia la utilización de un dispositivo “vestible” a la tienda on-line o a la página web? De momento poco, ya que si se está preparado para ofrecer los servicios en un smartphone, no hay ningún problema, ya que se está listo para que los usuarios de estos puedan acceder sin problema y tener pleno acceso a los servicios ofrecidos.

Eso no quiere decir que no se continúe mejorando la aplicación de la tienda on-line para las distintas plataformas móviles. Es vital saber qué novedades se están imponiendo y qué es necesario rediseñar para que sea totalmente efectiva y aproveche todas las características que ofrecen estos nuevos dispositivos, que no dejarán de evolucionar.