Durante varios artículos hemos hablado varias veces de la importancia de ofrecer un contenido interesante en la página de Facebook, en el blog o en la página web. Hay que llamar la atención de los lectores y potenciales clientes para que se fijen en este y se interesen en los productos o servicios que se ofrecen en ella. Hay muchas maneras de hacerlo y alguna de ellas no son precisamente sencillas y fáciles.

No se trata de conseguir la atención de cualquier manera, sino que hay que crear una estrategia de márketing para que no haya ninguna sorpresa a la hora de publicar y que ese contenido llegue a quien tiene que llegar. Pero no se trata solo de crear ese tipo de contenido, sino que además hay que hacer algunos posts que provoquen no solo el interés del lector, sino también que les invite a realizar una acción que provoque una venta o una solicitud de información.

A esto se llama una llamada a la acción, ya que es la parte del texto que hace exactamente eso: hacer que el visitante a la web o la página de las redes sociales acceda al producto o el servicio ofrecido. Esto se logra de varias maneras. Una de ellas es ofrecer un enlace que permita acceder a la página web desde la red social o el blog. Otra podría ser un pequeño texto, a modo de despedida en un post del blog o en la entrada de la red social.

Para que esta Call-to-Action, nombre que recibe en inglés tenga efecto, hay que segmentar bien al público al que se quiere llegar. Cuanto más se segmente, por las características del producto, su precio y otras consideraciones que estimes oportuno. El caso es tener un diseño atractivo, con una oferta o una información atractiva acerca de lo que va a encontrar en el destino de ese enlace.

Con esta llamada a la acción se consigue que más potenciales clientes se acerquen hasta la página web y realicen una compra o una petición de servicios. Para crear una buena estrategia de márketing, se debe dedicar el tiempo justo, por lo que podría ser interesante contar con un equipo profesional que ayude a diseñarla.

Contenidos interesantes… y llamada a la acción
Valora esta página