Las palabras clave son las que definen el tema del artículo publicado, las que hace que los buscadores se fijen en él y que hace que sea más o menos relevante el contenido. La presencia de las palabras clave hace que el post sea más o menos visible para los buscadores y cuanto más comunes sean las palabras clave, más difícil de posicionar es la página en los buscadores. Por eso, se ha de ser muy claro a la hora de utilizarlas y usar combinaciones que utilizarán los usuarios en sus búsquedas.

Por poner un ejemplo, este artículo se llama “Cómo usar las palabras clave“, y esas son, precisamente, las palabras clave. Si buscas ese título en Google, te saldrán todos los artículos relacionados con este tema. Los primeros resultados que ofrecerá el popular buscador serán las páginas que más visitas han recibido, porque tiene en cuenta la relevancia de la web. No es el único parámetro que utiliza, pero quizá sí sea el más importante.

Con estas palabras clave se hace el SEO, es decir, se utilizan para destacar sobre el resto de contenidos existentes en internet para mostar este contenido por delante de la competencia. Y esto es precisamente lo que se debe utilizar con cuidado, estudiando bien qué palabras se van a usar  y procurar que sean realmente eficientes.

Para hacer que esto ocurra, hay que utilizar una cadena de palabras larga. Es decir, que incluyan varias palabras. Si se utiliza, por ejemplo, “palabras“, para posicionar este artículo, el buscador nos devolverá unos contenidos que no tienen mucho que ver con él. Si se alarga la palabra clave a “palabras clave“, ya habrá unos resultados más concretos. Pero si se utiliza como palabras clave “cómo usar las palabras clave“, se afina más la búsqueda.

Las palabras clave has de ponerlas en el título del post, pero también en la url del permalink. También se ha de poner en los primeros párrafos del post, y si es posible, remarcado en negrita. Se puede añadir también en la imagen del post, tanto en el título como en el texto alternativo.

Otro lugar donde puede ayudar a Google para encontrar esas palabras clave es en el título SEO que suele tener el editor de la web. Las palabras clave deberían ir, en este caso, en primer lugar, creando un título que aunque sea diferente, mantenga el sentido.

Las etiquetas también son importantes y hay que utilizarlas bien. En este caso, una de las etiquetas será “usar palabras clave“, lo que reforzará el efecto de estas. Pero hay que recordar algo: lo que pesa realmente es el contenido. Siempre original y de calidad. Si el lector busca el tema pero el contenido no le interesa, abandonará rápidamente la web y eso a Google no le gusta. Lo que le dice es que ese contenido no es de calidad y que no interesa a los usuarios, así que lo relega a páginas posteriores.

 

Cómo usar las palabras clave en tu blog
Valora esta página