Las empresas están comenzando a mirar hacia Google Plus, la otra gran red social, que está auspiciada por la gran multinacional y que parece que está obteniendo una mayor relevancia en lo que se trata de promocionar las páginas web de las empresas. Cada vez hay más usuarios que se están fijando en esta red social y es importante tener una presencia activa en ella.

Para conseguir tener relevancia, primero hay que establecer los distintos círculos que incluyen los contactos que se van haciendo y organizando según las preferencias de los usuarios. Una vez estos círculos creados se puede comenzar a compartir toda la información que se desea gracias a las posibilidades que ofrece la red.

A la hora de comenzar a compartir el contenido del blog o la web se ha tener en cuenta algunos aspectos. Un enlace sin más puede tener bastante interés para el lector, pero si se acompaña con un texto introductorio, tendrá más motivos para entrar y ver qué es lo que ofrece ese enlace.

La idea de la competencia pasa a la historia con la aparición de las redes sociales. De hecho, estas se basan en la posibilidad de compartir contenidos, así que es fácil que nuestro contenido también acabe en las publicaciones de otros bloggers. Una buena idea es nombrar a otros bloggers que hablen de temas relacionados con el que se trata en el blog propio.

De esta manera, el otro blogger sabrá que se ha hablado sobre su blog y también compartirá el contenido, creando una cadena que atraerá la atención de los usuarios hacia la web. Hay que olvidarse del concepto de “competencia” en el aspecto tradicional, ya que de esta manera se consigue atraer más atención sobre nuestro propio contenido y conseguir más visitas, y si se trata de una tienda on-line, más posibilidades de conseguir ventas.