Una de las principales cosas a las que te tienes que acostumbrar a la hora de promocionar la página web o la tienda on-line, es a los términos especializados que se utilizan para nombrar a las herramientas que existen a tu disposición. Una de estas palabras es “lead magnet“, o en castellano, “imán de contactos“. Bajo esta palabra se encuentra una serie de acciones destinadas a atraer al público potencial de tu web o a los posibles compradores de la tienda on-line y hacer que acaben siendo clientes y conviertan sus visitas en compras efectivas.

Los imanes de contacto se utilizan para atraer la atención de los usuarios sobre las ofertas o las ventajas que tienen por acceder a la tienda on-line. Con ellos, se puede obtener la dirección de correo electrónico, ya que se registran, bien en la propia tienda o al boletín de novedades. Gracias a esto, las novedades que se produzcan en la web llegan hasta ellos de manera directa, lo que facilita la visita y la posterior compra.

Lo que hacen estos “imanes de contactos” es atraer tráfico a la tienda on-line, lo que favorece que aumenten las consultas a los precios y características de los productos y al final, estas se conviertan en ventas. Otra de las herramientas útiles para rentabilizar esta afluencia de visitantes es la medición de las visitas. Sabiendo qué productos y promociones reciben más visitas, se puede diseñar una campaña que ofrezca exactamente lo que se busca de manera mayoritaria.

Con la posibilidad de obtener esa información, cada promoción y campaña puede ser un recurso seguro para conseguir que sea lo más efectivo posible y que haya un elevado porcentaje de conversión en cada una de ellas. Conocer los gustos o necesidades de los visitantes es saber cómo poder satisfacerlas y estar preparado para hacerlo.