¿Debe tu negocio tener una app?

Una aplicación móvil puede ayudarte a impulsar las ventas. Te explicamos todas las ventajas de contar con una app para tu negocio y como crearla fácilmente.

Cada día los usuarios españoles instalan más de 4 millones de aplicaciones en sus Smartphones y tabletas, apps que pasan a formar parte de la vida de las personas que las adquieren. Por esta razón, cada vez más empresas están desarrollando aplicaciones de su negocio en las que ofrecen sus servicios a través de una app. En España el comercio electrónico no ha dejado de crecer. De hecho, la descarga de apps supera las operaciones de compra de discos, libros y periódicos en el ámbito del comercio online.

Tener presencia en este mundo puede ser una gran oportunidad para hacer crecer a tu negocio y fidelizar clientes, pero ante un mercado tan amplio se debe encontrar la diferenciación y el valor añadido. Hoy en día puede gestionarse una aplicación sin conocimientos de programación, ajustándola a las necesidades de cada empresa y a su presupuesto.

Si eres un comercio, contar con esta tecnología te permite abrir un nuevo canal de venta a los consumidores. El usuario puede estar conectado con el negocio en cualquier momento y desde cualquier lugar. Incluso puedes informarles de la llegada de nuevos productos o descuentos especiales. Esto aporta al usuario una amplia inmediatez y comodidad para realizar sus compras.

Si ofreces un servicio también puedes incorporar una aplicación. Ésta te servirá para presentar tu cartera de servicios como si se tratase de un escaparate virtual, e incluso comprar tus servicios a distancia. Por ejemplo, en el sector de la hostelería, las apps son una vía cómoda y sencilla para hacer reservas.

Una manera de conocer mejor a tus clientes

Al conectar con el cliente tú también obtienes información sobre él. La tecnología de las apps puede permitir conocer dónde viven tus principales compradores mediante la geolocalización, generar bases de datos de forma automática, o hacer llegar a los clientes ofertas o contenidos de valor mediante notificaciones.

Por último, hay que tener en cuenta que con una app pueden obtenerse resultados medibles. Por ejemplo, se puede calcular el número de descargas que ha tenido, las visitas, cuánto se han incrementado las ventas desde que se ha puesto en marcha la aplicación, etcétera. Según como sean los resultados, se podrá valorar la eficiencia de la aplicación y su posible reorientación para hacerla más atractiva.

Crea la aplicación de tu negocio de forma fácil e intuitiva

Si has decidido poner en marcha una aplicación para que tus clientes te lleven encima las 24 horas del día, en angal informática tenemos diferentes soluciones para android, iOs y Windows.

Contacte con nosotros para poder asesorarle y ofrecerle las mejores soluciones a la medida de sus necesidades. Aplicaciones a medida.