No sólo de WhatsApp, Line, WeChat o Telegram viven los smartphones. Dentro de nuestras fronteras muchas apps buscan hacer de los mensajes instantáneos un territorio más castizo.

No pretenden hacerse con todo el mercado español, son conscientes de que es una misión prácticamente imposible dada la cuota de la competencia, pero aspiran a conquistar a un número digno de usuarios gracias a los atractivos que las diferencian de la app de Zuckerberg.

Woowos

Woowos juega la baza de la seguridad garantizando que todo lo que envíes a través de esta herramienta siempre estará bajo tu control. Esta app permite eliminar los mensajes de los teléfonos de tus amigos, haciendo que fotos o textos que ya no quieres que tengan desaparezcan sin dejar rastro. Incluso se podrán borrar antes de que el receptor llegue a leerlos, una opción que encandilará a los que se arrepienten al segundo de pulsar el botón «enviar». Además, encripta todas las comunicaciones para que sólo su receptor pueda leerlas introduciendo una clave.

Para indicar los diferentes estados de los mensajes (leído, borrado –antes o después de ser leído- o desencriptado) Woowos utiliza unos símbolos similares a los emoticonos para puedas hacer un seguimiento de todo lo que mandes. Actualmente está disponible para Android e iOS y se puede descargar gratuitamente.

Spotbros

Spotbros se vende como una plataforma para compartir contenidos a través de la ‘nube’ gracias a grupos abiertos de chat; pero ésto no significa que todas las conversaciones sean públicas: también permite mantener charlas privadas con nuestros contactos y compartir archivos con ellos. Como en el caso de Woowos, la seguridad está garantizada ya que la herramienta hace desaparecer automáticamente los mensajes de sus servidores pasados 30 días desde su envío y utiliza un código de cifrado para evitar que la información caiga en manos de hackers.

Otra de los atractivos que la diferencian de las otras apps es que evita que cualquier persona pueda ponerse en contacto contigo hasta que no aceptes su solicitud de amistad, como en cualquier red social. Se puede descargar gratuitamente en dispositivos con Android o iOS.

Hermes

La última en hacer su aparición ha sido Hermes, herramienta que combina una absoluta confidencialidad de los mensajes y un manejo tan sencillo como el de WhatsApp. Su creador, Hermes Security Communication (tecnológica especializada en telefonía móvil), huye del concepto ‘aplicación’ y define Hermes como un «canal de comunicación seguro que se adquiere bajo licencia». La plataforma presume también de contar con una seguridad que cuadruplica la del DNI electrónico.

La clave de su blindaje es la criptografía asimétrica, un sistema que permite que sólo los receptores de los mensajes puedan leerlos al introducir una contraseña que se generará en su propio smartphone. Hermes garantiza que no almacena las comunicaciones ni los datos de sus usuarios en sus servidores, por lo que no serían informaciones vulnerables a los ataques cibernéticos. Para terminar de convertir este sistema de mensajería en una herramienta propia de agentes secretos, la aplicación no puede descargarse ni en la Apple Store ni en Google Play: sólo puede instalarse manualmente mandando el dispositivo a la propia empresa.

Spoora

La cara más solidaria de estas aplicaciones la representa Spoora, un servicio de mensajería que no sólo pone en contacto a sus usuarios sino que también les permite hacer donaciones a proyectos sociales u ONGs. La clave está en que parte de los beneficios generados por la publicidad son destinados por los spoorers a estos fines solidarios.

Funciona a través de un sencillo sistema de puntos, o spooris, que van aumentando en la cuenta de cada usuario cada vez que se agreguen contactos o se envíen mensajes. Estos puntos se pueden canjear fácilmente en la propia app por dinero que se hará llegar a la entidad social elegida en un plazo máximo de 30 días. Otro de los puntos que la hacen diferente a las demás es que no exige un número de teléfono para registrarse. Las conversaciones estarán también cifradas, asegurando su privacidad. Se puede descargar gratuitamente en dispositivos Android.

Chad2Win

Esta aplicación te paga por mandar mensajes. ¿El secreto? La publicidad que los usuarios reciben en sus terminales. Estos ganarán más dinero cuanto más chateen y si ejercen de embajadores, es decir, hacen que sus amigos usen también la app, contarán con un porcentaje extra cada mes durante un año. Los ingresos se mostrarán cada día y serán mayores cuantos más anunciantes tenga la aplicación.

Chad2Win ofrece la posibilidad de cobrar tus ingresos a través de PayPal o donarlos a organizaciones sin ánimo de lucro, una distinta cada mes. Al igual que en algunas de las aplicaciones anteriores, las conversaciones están cifradas y no se almacenan en los servidores de la compañía. Está disponible gratuitamente en la Apple Store y en Google Play.

Tuenti

Dentro de sus estrategias para sumar usuarios, el operador móvil virtual (OMV) presentó este año su propia aplicación de mensajería instantánea.

A diferencia de las otras cinco, Tuenti apuesta claramente por los mensajes de voz aunque también permite las comunicaciones escritas. La app posibilita a sus usuarios mandar mensajes con efectos sonoros o el uso de filtros que distorsionan la voz. También cuenta con unos perfiles de usuarios denominados «Momentos» en los que se podrán incluir textos, fotos o menciones a uno o varios amigos. La aplicación distingue entre «amigos», que podrán ver tus momentos, y «contactos», que no tendrán acceso a esa información.

Aunque lo más novedoso es que no consumirá datos ni su uso supondrá ningún coste en la factura para los que sean clientes de la OMV. Éstos podrán realizar llamadas de voz sobre IP y mandar mensajes incluso cuando ya no dispongan de saldo o cuando su tarifa de datos se haya agotado. Esta herramienta está disponible para los sistemas operativos iOS, Android, Windows Phone y BlackBerry.

Extraido de expansion.com